miércoles, 13 de junio de 2018

Enfermedad del beso

Resultado de imagen de enfermedad del beso
Mi pecho cede blando al escarpelo
Por dentro se hunden mis manos febriles
Desgranando sueños de aciagos abriles
¡Oh, sangría de versos por el suelo!

Lentamente así vacío mi anhelo
Pleno de tristes lamentos seniles
Alma poblada de sueños pueriles
Buscando claros ojos en el cielo

Deseo que esta fiebre me consuma
Y clavo las uñas dentro de mi llaga
Hasta morir perdido en la locura 

Yaciente y congelado, en una urna
Enfermedad del beso que me mata
A la vez que, dulcemente, me cura

miércoles, 30 de mayo de 2018

Superioridad moral

Resultado de imagen de perro cagando

Con mi olfato de rastrero can
Me arrimo riendo a tu pedestal
Sobre el que, a modo de puntal, 
Alzas tu superioridad moral. 
Seas marxista o liberal, 
Vegano o defensor del animal, 
Ateo o fiel a la capa pluvial 
Del santo padre de Roma o de alá
Fascista, anarquista o catalán, 
Patriota, religioso o amoral. 

Como un sucio y rastrero can
Arrimo mi culo a tu alto pedestal 
Vacío mi vientre usándolo de orinal
Con agrias chanzas de origen anal
Me cisco en tus ideas de modo brutal
Mientras me miras con vértigo abismal. 

No estás a mi altura, no te vas a agachar
Notas que me orino con furia bestial
En las bases sagradas de tu filosofía axial.


Ahí te quedas hombre justo y cabal
Con tus pies de barro y tu pila bautismal
Yo, imbécil, continúo sin apoyo de ideal 
Descubriendo este mundo fantasmal
Sucio, falso, engañoso y criminal.

Con mi risa de perro viejo sin bozal
Y menos peso en mi cuerpo espectral 
Tras dejarte una plasta como una catedral
En la parte más basal de ese pedestal 
De tu sacrosanto ideal, de tu sistema axial
Desde el que miras celestial
Al resto de infelices sin moral. 
Justamente es ahí, donde me acabo de cagar.

martes, 10 de abril de 2018

Poeta Roto

Imagen relacionada
Verso a verso
El poeta roto trenza una cuerda
Nudo a nudo
 El poeta roto enlaza un poema
Paso a paso
Y construye una larga escala
Para huir
De las realidades duras
De la Vida
De la locura que le acecha
Cada día
De la rabia que le envenena
Cada a mediodía
De la muerte que le mata
Cada noche
¡Triste oficio de poeta!

El poeta roto se escapa al otro lado
Trenzando escalas de versos
Por donde baja risueño
A jugar con las golondrinas
A acariciarlas en el pecho
A besarles sus picos
A contarles sus cuentos
Una golondrina se ríe
Y trina jacarandosa
Y en su dedo se posa 
Y le regala un beso
Y con sus alas le abanica 

El poeta roto sueña 
Que está soñando
Y se despierta
Yaciendo muerto
Sobre el áspero suelo

viernes, 23 de marzo de 2018

Tu nombre corto y sencillo


Tu nombre corto y sencillo

Nada como un pececito de colores
Entre las tinieblas de mis abismos
Jugando divertido con las sombras
Revolviendo los fondos con tus aletas 
Para levantar bonitas nubes de arena.


Tu nombre corto y sencillo

Corretea, travieso, entre corales 
Burlándose de las ávidas anémonas
Asciende veloz a la superficie 
Y, de repente, de modo sorpresivo
Brinca lúdico sobre la superficie.


Entonces brota por mi boca 

Inesperado e inconsciente 
Y pongo tu nombre a la flor
A la paloma, al gorrión, al petirrojo 
Pongo tu nombre al amor
Porque nunca pude aprender otro.


Tu nombre corto y sencillo

Fulgura súbito como un relámpago
Ofusca la vista e ilumina los abismos
En instantes de confusión y ceguera
Y regresa a nadar como un pez de colores
Entre las tinieblas más profundas 
De mi alma.

viernes, 23 de febrero de 2018

Poema 4.23.07


Espectral e indiferentemente ajena


La escofina del tiempo
Devasta inclemente
Aquellos colores vivos,
Efímeras mariposas
Agonizando en la tierra
Momentos congelados
Rosas antaño tiernas y frescas
Ahora marchitas y resecas.
Los más felices recuerdos,
Abrazos y besos 
Al brillo del sol claro 
De la fresca primavera
Viruta a viruta raída,
¡Todo se torna arena!

¡Oh, mi amada, perdida!
Vagando en la sombra, siniestra
Espectro de diosa caída
Sobre alfombras de sangre seca
Flor fresca de aquellos días
Pétalos que se cuartean
Versos lanzados a nadie
¡Todo hiede a ausencia!

miércoles, 10 de enero de 2018

Poema 4.23.02

Imagen relacionada
Porque que el espacio vacío

No es que no haya nada:
Obstinado, permanece el vacío 
Que ha dejado la ausencia,
Liviana  huella en un paisaje desolado
De calles grises y cielos sucios
Negros sillares, sepulturas de aves.

No es que no haya nada:
Es un violento vacío que succiona
Arrancando las entrañas 
Taladrando cruelmente el alma
Y que arrebata hasta el último aliento

No es que no haya nada:
Es lo que falta, lo perdido
Lo que antaño ocupaba el espacio
Enorme, como una montaña
Y, muerto de desencanto, 
Ahora ya ha desaparecido

domingo, 7 de enero de 2018

Poema 4.23.01

He dejado de correr a tu encuentro


Atrapado en el sofá
Mirando al vacío
Aterido de ansias
Y muerto de desencanto
Miro las altas torres
Que atrapan tu mirada
Recordando
Aquella tarde gris
Clavado
Mirando al vacío
Atrapado en el sofá